Psicología de color, diseño gráfico y diseño de packaging, parte 2

Partiendo de que casi todos los colores se clasifican entre 2 grandes grupos, cálidos y fríos, podemos saber ya el color corporativo de nuestro producto como debería ser.

Continuación del post: Psicología de color y diseño gráfico, parte 1

Veamos entonces lo que nos dice cada color, la información que nos transmite y donde podríamos emplearlo. Vemos colores cálidos, fríos y los colores neutro, que como hemos visto en el post anterior, dependiendo de los colores que le acompañen tendrán percepción de ser cálidos o fríos. Lo vamos a ver.

Así como hemos dicho, los colores cálidos tienen mayor percepción de movimiento. Dentro de la gama de cálidos, la gama de rojos los emplearemos en productos que llaman la atención a jóvenes, como las bebidas tipo Coca-cola. En comercios lo vamos a encontrar en empresas de telefonía como Vodafone o Telepizza. Asociado con el arraigo, la vitalidad y la pasión. Los colores cálidos llaman mucho la atención. La gama de lilas se suelen emplear en temas relacionados con la mujer, son los más difíciles de representar en papel. Relacionado con los niveles de pensamiento y percepción más elevados, es el color de la intuición y la sabiduría.La gama de naranjas se emplean para ilustrar productos orientados a jóvenes ya que tienen mucho movimiento. Es el equilibrio entre el rojo y el amarillo, se le relaciona con la creatividad, la fuerza personal y la emotividad.

COLOR ROJO
Calor, estímulo, prohibido.

COLOR LILA
Delicadeza y feminidad.

COLOR NARANJA
Juventud, alegría, calidez.

COLOR MARRÓN
Equilibrio y naturaleza

COLOR AMARILLO
Luminosidad, alegría y optimismo.

COLOR BEIGE
Elegancia, discreción.

El color marrón da una percepción de equilibrio, honestidad, genuino y sincero. Lo podemos encontrar en el packaging del chocolate y del café.  El color amarillo está relacionado con la mente, la precisión y el optimismo. Al ser el más luminoso es el color de la consciencia y la atención. Sobre el color beige, sabiduría, experiencia y conocimiento, muy adecuado para un buen whisky.

Podemos aplicar la psicología de color a nuestra casa, en la pintura, en la ropa de casa e incluso en la iluminación. Así conseguimos ambientes adaptados a las necesidades que tengamos, relajarnos, un espacio íntimo o un estado de claridad mental. También puede cambiar la percepción de sobre al temperatura de la sala.